INFORMACIONES METEOROLÓGICAS Y VIDAS HUMANAS:
NUESTRAS RESPONSABILIDADES.

Objetivos


Los estudios en el campo de la meteorología se iniciaron hace más de dos milenios, pero sólo a partir del siglo XVII la meteorología progresó significativamente. En el siglo siguiente, el desarrollo de la meteorología ganó un ímpetu aún más significativo con el desarrollo de redes de intercambio de datos en varios países. Con la mayor eficiencia en la observación de la atmósfera y un cambio más rápido de datos meteorológicos, las primeras previsiones numéricas del tiempo se hicieron posibles con el desarrollo de modelos meteorológicos a principios del siglo XX. La invención del ordenador y de Internet hizo más rápido y más eficaz el procesamiento y el intercambio de datos meteorológicos, proporcionando así un mayor entendimiento de los eventos meteorológicos y sus variables y, consecuentemente, hizo posible una mayor precisión en la previsión del tiempo.

El foco de estudio de la meteorología es la investigación de los fenómenos observables relacionados con la atmósfera. Los eventos atmosféricos que son observables sólo en un amplio período de tiempo son el foco de estudio de la climatología. Los fenómenos meteorológicos están relacionados con variables que existen en la atmósfera, que son principalmente la temperatura, la presión atmosférica y la humedad del aire, sus relaciones y sus variaciones con el paso del tiempo. La mayor parte de los eventos meteorológicos ocurren en la troposfera, la capa más baja de la atmósfera terrestre, y pueden afectar al planeta Tierra como un todo o afectar sólo a una pequeña región, y para ello la meteorología se subdivide para estudiar mejor los eventos meteorológicos a escala global O eventos estrictamente locales.

La meteorología forma parte de un conjunto de ciencias atmosféricas. Es parte de este conjunto la climatología, la física atmosférica, que apunta a las aplicaciones de la física en la atmósfera, y la química atmosférica, que estudia los efectos de las reacciones químicas derivadas de la atmósfera. La propia meteorología puede convertirse en una ciencia interdisciplinaria cuando se funde, por ejemplo, con la hidrología, convirtiéndose en la hidrometeorología, que estudia el comportamiento de las lluvias en una determinada región, o puede fundirse con la oceanografía, convirtiéndose en la meteorología marítima Que se refiere al estudio de la relación de los océanos con la atmósfera.

Las aplicaciones de la meteorología son bastante amplias. La planificación de la agricultura es dependiente de la meteorología. La política energética de un país dependiente de su cuenca hidrográfica también puede depender de las previsiones del tiempo. Las estrategias militares y la construcción civil también dependen de la meteorología, y la previsión del tiempo influye en el cotidiano de toda la sociedad.